Seat confirma la producción del Cupra Tavascan en China

El primer coche que saldrá de la línea de producción de la fábrica china de Hefei será español. Seat S.A. y el Grupo Volkswagen han tomado la decisión de producir el primer SUV 100% eléctrico de la historia de la compañía, el Cupra Tavascan, en una de las plantas que el consorcio alemán tiene en China.

El Tavascan se fabricará sobre la plataforma modular eléctrica MEB de gran tamaño bajo el nombre clave de SE/316/8, la misma que soporta a los Volkswagen ID5, ID6, Skoda Enyaq iV Coupe y el Audi Q4 e-tron Sportback. Esta plataforma (la base tecnológica sobre la que se asientan los vehículos 100% eléctricos con los componentes clave como son la batería) está atribuida también a la planta de Hefei.

$!Imagen del prototipo inicial del Tavascan.

El Tavascan también aprovechará las sinergias con un futuro modelo de otra marca del grupo para el mercado chino que se producirá en esta planta. El consorcio alemán, preguntado sobre el tema, ha declinado dar más detalles al respecto.

Cupra se beneficiará de estas sinergias globales y, el hecho de que el Tavascan se produzca fuera de España, en el nuevo hub industrial de la provincia de Anhui (una de las más avanzadas tecnológicamente hablando de China), supone un importante paso adelante en la consolidación de Cupra dentro del engranaje del grupo. Además, cuando se cerró la planificación de producción la fábrica de Hefei era la única con la capacidad y tecnología adecuadas para producir este modelo. De ahí que se fabrique en China.

$!Centro de I+D en la planta de Hefei.

El Cupra Tavascan se ha diseñado y desarrollado en Barcelona gracias, en parte, a la inversión de 5.000 millones de euros anunciada por la compañía en julio de 2020. Fue presentado como prototipo en el Salón de Frankfurt de 2019 y, desde entonces, los ingenieros y diseñadores del Centro Técnico de Martorell han trabajado para que la versión de serie se mantenga fiel al diseño original. Se trata de un proyecto independiente que aprovecha al máximo las sinergias del grupo. Su producción en Hefei es ocasional.

El Plan B de Seat

Mientras, la fábrica catalana sigue trabajando en su transformación para ser la principal candidata a recibir una segunda plataforma de modelos eléctricos del grupo, lo que serviría para consolidar su futuro industrial, una decisión que no llegará hasta después de 2025. Al mismo tiempo, Seat podría mantener la producción de vehículos con motor de combustión, tal y como permite la regulación Euro 7 y hasta la fecha de prohibición de estos vehículos en Europa.

$!Producción del grupo Volkswagen en China.

El nuevo Cupra Tavascan será el primer vehículo en beneficiarse de la inversión de 140 millones de euros realizada por Volkswagen Group China en la planta de producción del sistema de baterías que permitirá entregar 150.000 baterías al año. El Tavascan también será el primer coche que saldrá de la línea de producción a finales de 2023 y está previsto que aterrice en el mercado en el primer semestre de 2024. Luego le seguirá otro modelo del Grupo Volkswagen.

Inicialmente, el Cupra Tavascan no se venderá en China a pesar de que se fabrique allí. El coche se exportará solamente desde China para los mercados de Cupra. Así que, de momento, la marca no tiene planes para comercializar en el país, donde el grupo dispone ya de un importante arraigo con las marcas Audi y Volkswagen. También se trata de un mercado automovilístico muy competitivo con alrededor de 100 marcas locales emergentes. Hacerse hueco ahora sería complicado.

Abrir nuevos mercados

El hecho de que se fabrique en China supone la confirmación de la estrategia empresarial del Grupo Volkswagen de aprovechar las plantas que tiene repartidas por el mundo para producir diferentes vehículos para todas las marcas del consorcio. Se acabó eso de una fábrica solo para una marca. Del mismo modo que Martorell producirá a partir de 2025 los modelos de plataforma eléctrica pequeños (Small BEV) para diferentes marcas del grupo, el Tavascan se fabricará en Hefei para todo el mundo, incluyendo el mercado europeo, Israel, Turquía, Reunión, Nueva Zelanda, Australia y Singapur. En el reciente encuentro entre representantes de Cupra y el embajador chino en España se valoró positivamente esta decisión.

$!Interior del prototipo del Cupra Tavascan.

Wayne Griffiths, presidente de Seat y Cupra, ha manifestado en más de una ocasión que la intención de Cupra es “ir abriendo nuevos mercados dada las características jóvenes y de conquista de la marca”. El Tavascan será una de las llaves para estos nuevos mercados que han empezado con Israel y Australia. Estados Unidos y Corea del Sur son dos de los otros ejes comerciales con los que Cupra estaría trabajando para entrar próximamente.

El Tavascan es clave en la electrificación 100% de la compañía anunciada para 2030. El coche supone la visión que la marca tiene de la electrificación, y algunos de sus elementos de diseño se han podido ver de manera evidente en el Cupra Tavascan XE que ha competido esta temporada en el campeonato Extreme E. Llegará al mercado antes que lo haga el Urban Rebel que se fabricará en Martorell y será el segundo coche 100% eléctrico de Cupra tras el Born. La marca completará su gama antes de eso con la llegada de nuevos modelos como el renovado Cupra León y el Cupra Terramar, un híbrido enchufable que se producirá en la planta húngara de Györ y que esta misma semana ya se ha podido ver en la línea de la fábrica.

La clave es Anhui

El centro empresarial y tecnológico avanzado de la provincia de Anhui nace aprovechando las medidas aperturistas del Gobierno de China, que permitió a Volkswagen tomar el control de la empresa conjunta que tenía con la marca local JAC. Se realizó una inversión de unos 1.000 millones de euros y su participación pasó del 50% previo al 75%, con lo que antes era JAC Volkswagen ahora es Volkswagen (Anhui) Automotive Company Limited. Por eso la elección de la planta de Hefei tiene un importante peso para todo el grupo, y la fabricación del Cupra Tavascan debe leerse en ese contexto.

$!Centro de R+D en Anhui.

El consorcio ha estimado una capacidad total de producción en esta fábrica multi marca en torno a las 350.000 unidades al año. Las celdas de las baterías que monte el nuevo Cupra Tavascan y los modelos que se ensamblen en Hefei serán suministradas por CaTL, un proveedor de la zona, de quien Volkswagen también ha comprado una participación significativa. Actualmente se encuentran en condiciones de producir 500.000 baterías al año, y el objetivo es llegar al millón anual.

Markus Haupt, vicepresidente de Producción y Logística de Seat S.A., reconoce que “producir el Cupra Tavascan en las instalaciones de Hefei es una gran oportunidad para nuestra marca. Como el resto vehículos que saldrán de la línea de producción de Hefei, nuestro coche se basa en la plataforma MEB del Grupo. Esto crea sinergias globales, como las economías de escala que aceleran los ciclos de desarrollo y permiten una salida al mercado más rápida de los nuevos productos”.

$!El prototipo del nuevo Cupra Tavascan.

Se trata de la planta más moderna del consorcio alemán en el mundo. En el marco de la estrategia global de descarbonización, la fábrica funcionará con energía verde y aplicará numerosas medidas de eficiencia energética, incluido el uso de instalaciones de producción de consumo especialmente bajo. La ambición es producir la batería del Tavascan con energía 100% renovable.Recientemente se creó un centro de investigación y desarrollo pionero, además de construirse una planta de producción de baterías.

Toda esta concentración en el hub tecnológico es estratégico para el Grupo Volkswagen ya que ello permitirá desarrollar modelos y llevarlos a la producción acortando mucho los plazos, algo esencial ante la rapidez con la que se suceden los cambios normativos en el sector del automóvil.