¿Cuántas faltas puedes cometer para aprobar el examen de conducir de la DGT?

Te contamos qué tipos de faltas existen y cuántas puedes llegar a tener sin poner en peligro tu aprobado

Si estás sacándote el carnet de conducir o piensas apuntarte a una autoescuela para comenzar a prepararte, seguro que tienes muchas preguntas sobre el examen teórico y práctico de la Dirección General de Tráfico (DGT). Hace poco te detallamos cuáles son las 10 preguntas más falladas en los test de preparación en lo que llevamos de 2023 y también te contamos cuántas clases prácticas es recomendable hacer para aprobar a la primera y obtener el permiso.

Si ya has superado la parte teórica y has realizado una buena cantidad de clases prácticas, cada vez te quedará menos para enfrentarte al examen definitivo: la prueba práctica de la DGT, donde el examinador pondrá a prueba tus conocimientos al volante y valorará tu templanza en condiciones de tráfico real. Mantén la calma, aunque sea difícil, y concéntrate lo máximo posible en la carretera, pero sobre todo, tómate el examen como si fuese una clase práctica más, así conseguirás calmar tus nervios.

$!Intenta tomarte el examen como si fuese una clase práctica más

El examen práctico de la DGT suele durar unos 25 minutos de media, aunque en función del examinador que te toque, puede alargarse o acortarse en el tiempo. También debes saber que cometer una falta durante la prueba no supone un suspenso definitivo, puesto que el veredicto del examinador dependerá de la gravedad de la falta que hayas cometido. Así que, a continuación, te contamos qué tipo de faltas existen y cuántas puedes cometer para superar tu examen con éxito.

Tipos de faltas en el examen práctico de conducir

Existen tres tipos de faltas en la realización de las pruebas de aptitud y conocimientos: leves, deficientes (graves) y eliminatorias (muy graves).

  • Faltas eliminatorias: las faltas eliminatorias, según la DGT, son todas aquellas que suponen “un peligro para la integridad o seguridad propia o de los demás usuarios de la vía, así como el incumplimiento de las señales reguladoras de la circulación que estén tipificadas como infracción grave o muy grave” en la Ley de Tráfico.
  • Faltas deficientes: son todos aquellos comportamientos o incumplimientos que impiden o dificultan notablemente la circulación de otros usuarios, así como el incumplimiento de las señales reguladoras de la circulación no constitutivas de falta eliminatoria.
  • Faltas leves: en esta categoría se incluyen todas las faltas que no sean consideradas eliminatorias o deficientes, además del manejo incorrecto de los mandos del vehículo.

¿Cuántas faltas debo cometer para suspender el examen práctico?

Para obtener la calificación de “no apto” en el examen práctico de conducir tienes que haber cometido alguna de las siguientes combinaciones de faltas:

  • Una falta eliminatoria
  • Dos faltas deficientes
  • Una falta deficiente y cinco faltas leves
  • Diez faltas leves
$!¿Cuántas faltas puedes cometer para aprobar el examen de conducir de la DGT?

Ejemplos de faltas leves

Las faltas leves son las que más permisividad tienen a la hora de realizar el examen práctico. Sin embargo, precisamente por ello debes tener especial cuidado, ya que el examen comienza desde el mismo instante en el que te sientas al volante y, por ello, cualquier mínimo error cuenta. No realizar una comprobación previa del estado general del vehículo, no regular los espejos retrovisores antes de emprender la marcha, sentarte en una posición incorrecta o no ponerte el cinturón de seguridad, son algunos ejemplos de faltas leves. Pero hay muchos más:

Faltas leves al incorporarte a la circulación:

  • No observar el tráfico en todos los sentidos.
  • No utilizar el intermitente correspondiente (o no hacerlo con suficiente antelación).
  • No apagar el intermitente correspondiente al finalizar una maniobra.
  • Incorporarse a la circulación invadiendo el arcén, o hacerlo a una velocidad inadecuada.
  • Recorrer, al incorporarse, más de 15 metros marcha atrás, o invadir un cruce de vías.
  • Utilizar los carriles de aceleración de forma incorrecta.

Faltas leves al circular:

  • No circular por el carril derecho cuando sea reglamentario.
  • Mantenerse circulando junto al eje de la calzada en vías con un solo carril para cada sentido.
  • No circular lo más cerca posible del borde derecho de la calzada.
  • Circular, total o parcialmente, por el arcén.
  • Conducir a una velocidad anormalmente reducida sin causa justificada.
  • No moderar la velocidad ante la presencia de peatones.
  • Exceder la velocidad máxima de la vía entre 10 y 20 km/h.
  • Al adelantar, iniciarlo demasiado lejos o a una velocidad insuficiente.
  • Adelantar a vehículos de más de dos ruedas en las intersecciones y sus proximidades.

Ejemplos de faltas graves o deficientes

Como hemos comentado anteriormente, si cometes dos faltas graves o deficientes suspenderás el examen práctico de conducir y te tocará volver a repetirlo. Generalmente, las faltas deficientes son faltas leves con el agravante de obstaculizar la circulación del resto de usuarios de la vía. Estos son algunos ejemplos de faltas graves:

Faltas graves o deficientes al circular:

  • Equivocarse con los pedales del acelerador, freno y embrague.
  • Mantenerse circulando muy pegado a otros vehículos.
  • Reducir notablemente la separación lateral de seguridad con otros vehículos, obstáculos, peatones, ciclistas o animales.
  • Conducir a una velocidad anormalmente reducida, sin justificación y obstaculizando.
  • Reducir considerablemente la velocidad antes de acceder a un carril de deceleración, sin que las circunstancias del tráfico lo justifiquen.
  • Exceder la velocidad máxima permitida en la vía entre 20 y 30 km/h.
  • Incumplir una señal de velocidad mínima.
  • No adoptar las medidas necesarias para el paso de vehículos prioritarios.

Faltas graves o deficientes al adelantar:

  • Iniciar el adelantamiento demasiado cerca del vehículo que te precede.
  • Iniciar la maniobra demasiado lejos, obstaculizando.
  • No guardar la separación lateral de seguridad reglamentaria.
  • Adelantar con demasiada lentitud, obstaculizando.
  • Adelantar obstaculizando a los que circulan en sentido contrario.
  • Aumentar la velocidad al ser adelantado, obstaculizando la maniobra.

Ejemplos de faltas muy graves o eliminatorias

Las faltas eliminatorias o muy graves son todas aquellas que jamás debes cometer si quieres aprobar el examen de conducir. Estas faltas conllevan el suspenso directo de la prueba práctica y además tienen un gran impacto sobre la seguridad vial. Estos son algunos ejemplos de faltas eliminatorias:

Faltas eliminatorias al circular:

  • Reducir peligrosamente la separación lateral con peatones o ciclistas.
  • Circular a velocidad inadecuada en función del estado de la vía y de las circunstancias atmosféricas.
  • Franquear a velocidad excesiva un paso de peatones sin visibilidad lateral.
  • Exceder la velocidad máxima de la vía en más de 30 km/h.
  • Circular salpicando o proyectando cualquier material que suponga un riesgo o molestias graves para el resto de usuarios de la vía.
  • Adelantar a vehículos de más de dos ruedas en las intersecciones y sus proximidades, sin visibilidad lateral suficiente.
  • Circular sin el alumbrado necesario en condiciones de falta de visibilidad.
  • No respetar las señales de los agentes que regulan la circulación.
  • Incumplir el mandato de las siguientes señales verticales: ceda el paso, stop, prioridad al sentido contrario, circulación o entrada prohibida y, en general, cualquier señal de prohibición o restricción.
$!¿Cuántas faltas puedes cometer para aprobar el examen de conducir de la DGT?

¡Atención! Cuidado al estacionar

Durante la prueba práctica es muy probable que el examinador te pida que estaciones el vehículo. Al tratarse de una maniobra algo compleja para los conductores novatos, es normal que te pongas más nervioso de lo normal. Por ello, te contamos una serie de consideraciones que debes tener muy en cuenta para estacionar perfectamente durante tu examen:

  • Para estacionar no debes tardar más de dos minutos.
  • Si estacionas en línea y tu vehículo sobresale más de la mitad respecto a la alineación del resto de vehículos, estarás cometiendo una falta eliminatoria.
  • Si al estacionar, tu vehículo sobresale menos de la mitad, estarás cometiendo una falta deficiente.
  • Si seleccionas un espacio para estacionar claramente inferior a la longitud de tu vehículo e introduces toda la parte trasera, estarás cometiendo una falta leve.
  • Si estacionas en batería y el vehículo sobresale en más de un metro la zona de estacionamiento, invadiendo la zona de circulación, estarás cometiendo una falta eliminatoria.