Radares autónomos: desde el mes que viene tendrás que tener cuidado con ellos en España

Esta comunidad autónoma estrena nuevos radares desde el mes de abril

En nuestro país hay un gran número de radares en todas las carreteras debido a -entre otras cosas- la mala costumbre de correr que tienen muchos conductores españoles. Los más comunes son los radares fijos, pero también puedes encontrarte con radares móviles o de tramo, entre otros. Sin embargo, hay un tipo de radar que quizá no conocías y que desde el mes que viene va a funcionar en España. Te explicamos todo a continuación.

$!La multa por exceso de velocidad es de las más comunes en España

Exceso de velocidad

Como consecuencia de tantos radares, una de las multas más comunes en nuestro país es sin duda la multa por exceso de velocidad. Seguramente alguna vez te haya llegado una notificación en la que se te sanciona por haber superado los límites de velocidad que establece la vía. Si es el caso, debes saber que la DGT sólo tiene una forma de notificar una multa, y es a través de correo certificado.

Independientemente de la multa, circular a más velocidad de la que estipula la vía es peligroso tanto para ti como para el resto de conductores que hay en la carretera, por lo que debes estar concienciado sobre correr al volante. Si las sanciones no son suficiente motivo para ti como para que dejes de correr con tu vehículo, hazlo por la seguridad de los demás.

$!Existen muchos tipos de radares

Radares autónomos

La Generalitat de Cataluña ha adquirido recientemente cuatro nuevos radares que son un poco diferentes a los que estamos acostumbrados, ya que son autónomos y tienen una característica muy peculiar: pueden moverse por sí mismos sin necesidad de que un Agente de Tráfico lo desplace de un lugar a otro.

Básicamente tienen un pequeño chasis con ruedas retráctiles que les permiten moverse (lentamente, ya que pesan más de una tonelada y media) en función de las circunstancias del tráfico. Pueden captar la velocidad de un coche hasta a 75 metros de distancia tanto en curva como en recta y son capaces de detectar vehículos en varios carriles. El único defecto (aunque con el tiempo irán mejorando) es que tienen una batería que aporta una autonomía de 10 días.

En países como Francia ya llevan un tiempo funcionando y, en España -de momento únicamente en Cataluña- dos de ellos entran en funcionamiento este mes de abril y los otros dos restantes lo harán a lo largo del año. Lo que está claro es que es un nuevo tipo de radar del que tendrás que estar pendiente y para ello te recomendamos que respetes los límites de velocidad marcados por la vía.