Arranca la cuenta atrás para la llegada del Cupra Tavascan

Wayne Griffiths, CEO de Cupra, anticipa algunas características de la versión final del SUV eléctrico antes de su presentación el próximo 21 de abril en Berlín.

El Cupra Tavascan será una realidad el próximo viernes 21 de abril a las 19.30, fecha y hora en la que la firma española lo presentará en su forma definitiva de producción. Han pasado cuatro años desde la llegada de su prototipo y, desde entonces, mucho ha ido adelantando la marca sobre el su próximo SUV 100% eléctrico, como por ejemplo un segundo prototipo en forma de coche de competición, el Extreme E Concept para el campeonato Extreme E.

Pero, por fin, la espera ha terminado. El Tavascan será uno de los puntales de la estrategia comercial de Cupra durante los próximos años. Basado en la plataforma MEB del Grupo Volkswagen y diseñado y desarrollado en Barcelona, su primer prototipo llegó en el IAA de Frankfurt en 2019 y, desde entonces, los ingenieros y diseñadores del Centro Técnico de Martorell han creado un coche que, en palabras de Wayne Griffiths, CEO de Seat y Cupra, es “sexy y emocional, nada que ver con lo visto hasta entonces”.

“Un sueño hecho realidad”

Según ha adelantado Griffiths, el Tavascan Concept mostró ya en 2019 un diseño muy parecido al del modelo final. “No queríamos un coche solo de exhibición, que no pudiéramos producir. Queríamos crear un nuevo concepto que tuviera la oportunidad de recorrer las carreteras de todo el mundo”. En palabras del directivo, Cupra no se conforma “con llamar la atención, sino que queremos ofrecer una experiencia única y que redefina lo que significa conducir un coche eléctrico”.

El Tavascan, según Griffiths, es un coche con vocación global. “Simboliza nuestro éxito. Apuntamos a un futuro con la firme intención de ingresar a mercados globales como Australia, y también queremos llegar a Sudamérica”. “El Cupra Tavascan marcará el camino en nuevos mercados”.

¿Qué podemos esperar en cuanto a diseño?

El resultado final será parecido a lo visto en el prototipo, pero podemos adivinar algunas de sus características estéticas finales gracias a las palabras de Jorge Diez, director de diseño de la marca, que explicó el pasado septiembre que los futuros modelos de Cupra destacarán por una zona frontal “con facciones de tiburón que lo otorgan un carácter propio”. Según Diez, los modelos de la marca “se reconocerán con tan solo verlos un segundo”.

$!Perfil del primer prototipo del Cupra Tavascan.

También podemos esperar “líneas muy marcadas en las formas laterales, siempre expresando una tendencia hacia adelante. Esto confiere a nuestros coches una sensación de movimiento incluso estando estáticos”. En cuanto al habitáculo, Diez y su equipo ha creado un ecosistema en el que “todo está enfocado a disfrutar de la conducción”. “Tecnología y sostenibilidad irán de la mano”, adelantó.

Este viernes podremos descubrir todos los detalles del nuevo Tavascan, que os ofreceremos desde Neomotor para desvelar el futuro de Cupra. No lo veremos en la carretera hasta 2025, cuando lleguen las primeras unidades desde la planta china de Hefei, donde se producirá para todo el mundo, aunque no se vaya a vender en China inicialmente.