Las propuestas de Volkswagen para rentabilizar Cariad

Cariad propone un ecosistema de servicios bajo suscripción o el pago por uso de funciones como la conducción autónoma.

Cariad, la división de software del Grupo Volkswagen, tiene grandes planes para sacar rentabilidad del software 2.0, el futuro sistema que “dará vida” a las funciones electrónicas y de asistencia de los futuros coches del consorcio. Tras muchos problemas en sus primeros proyectos, el software del Volkswagen ID. 3 y el retraso de la arquitectura de software premium para el Porsche Macan eléctrico, Cariad trabaja ahora en el 2.0, una arquitectura multimarca que ofrecerá sistemas de conducción autónoma de nivel cuatro, la capacidad de mejorar continuamente vía actualizaciones inalámbricas y un buen puñado de funciones orientadas al negocio.

Cariad es uno de los proyectos más importantes del Grupo Volkswagen. Su creación fue una de las apuestas más decididas de Herbert Diess, exCEO del grupo, para avanzar tecnológicamente y competir con sus rivales, sobre todo Tesla. No obstante, los fallos con el Volkswagen ID. 3 y los constantes retrasos de sus productos fueron una de las causas que llevaron al consorcio a apartar a Diess de la dirección en favor de Oliver Blume, también máximo responsable de Porsche.

De hecho, desde que tomara el mando, Blume ha estado analizando todas las estrategias de futuro impulsadas por Diess, como el proyecto Trinity o la misma Cariad. Según las últimas informaciones, el software 2.0, que estaba previsto para 2026, se retrasa hasta 2028 como objetivo optimista.

Los planes de Cariad

Mientras Cariad trabaja en el desarrollo del ambicioso software 2.0, Dirk Hilgenberg, CEO de la división, explicó, en declaraciones a la agencia Bloomberg, algunos de los planes de su empresa. Hilgenberg reconoció que el arranque fue complicado porque “todo el mundo estaba empezando”. El directivo admitió que “muchas ideas se han materializado” pero que hubo muchas “que han tenido que corregirse porque la realidad te golpea y tienes que entregar tu producto”.

$!Sistema operativo del Volkswagen ID. 4

El software 2.0, dijo Hilgenberg, “es una arquitectura similar a lo que Tesla hizo en un principio, pero un paso por delante. Esto quiere decir más integración, más potencia computacional y, por supuesto, un enfoque diferente”. El CEO de Cariad admite que, por la cantidad de vehículos que ofrece el grupo, las necesidades de cada marca son distintas, pero la base será la misma.

Como todas las empresas, además de crear el software, Cariad debe buscar opciones para rentabilizar su producto. Pese a que es pronto en el desarrollo aún, Hilgenberg detalló algunas de sus propuestas. “Ya tenemos un modelo de suscripción o de servicios bajo demanda. Un modelo en el que la Inteligencia Artificial te dirá que, si quieres, puede activarse la conducción autónoma durante las siguientes 50 millas para que te relajes o lo hagas lo que quieras”, explicó, argumentando un posible servicio por el que pagar por usar.

“El producto serán nuestras plataformas. Tenemos que asegurarnos de tener lo que llamamos una plataforma digital de servicios que permite la entrada de terceros, como Google, Apple o Amazon, donde puedes ofrecer servicios de streaming, de entretenimiento o productos de oficina, como servicios de videoconferencias. Esto es lo que queremos vender”, acabó Hilgenberg.

Es pronto todavía para ver resultados, y Cariad debe compaginar el desarrollo del software 2.0 con la mejora de su sistema existente para la familia ID., que además pretende actualizar cada dos semanas con pequeñas mejoras. La división sigue siendo uno de los pilares de futuro de Volkswagen, pero la presión es ahora mayor.