La gasolina y el diésel bajan sus precios de cara al Puente de Diciembre

El precio del carburante en España sigue a la baja y se aleja de la barrera psicológica de los dos euros

Aunque sigue siendo alto, el precio de la gasolina y del diésel continúa a la baja y se aleja cada vez más de la barrera psicológica de los dos euros. Sin duda una buena noticia de cara al Puente de Diciembre, donde la DGT espera más de 13,5 millones de desplazamientos por carretera. No puede decir lo mismo el Gas Natural Licuado (GNC), que no sólo no estabiliza sus precios, sino que se han incrementado en las últimas horas una media de 5 céntimos.

El precio medio de los carburantes en España marcó un descenso aproximado del 3% en la última semana. Más concretamente la gasolina lleva dos semanas consecutivas rebajando su precio, para situarse ahora mismo en 1,73 euros el litro, mientras que el diésel encadena tres semanas de descenso, para situarse en 1,82 euros por litro.

$!El precio del diésel sigue por encima de la gasolina

Esta reducción en los dos carburantes más utilizados por los vehículos de nuestro país, significa alcanzar precios anteriores a la ayuda de 20 céntimos por litro que concedió el Gobierno en abril, y que posteriormente prorrogó del 30 de junio hasta final del presente año 2022.

Si sumamos la bajada de precios del combustible, junto con el incentivo del carburante que se va a mantener hasta 2023, obtenemos una positiva noticia para todos aquellos que vayan viajar este Puente de Diciembre, ya que estarán rellenando el depósito de sus coches por un importe notablemente más bajo que el de este verano, donde se alcanzó el máximo histórico de la gasolina y del diésel con precios que superaban ampliamente los dos euros.

$!Llenar el depósito sigue siendo muy caro

Aplicando el descuento del Gobierno, el litro de gasolina sale ahora mismo por una media aproximada de 1,50 euros, mientras que el diésel sigue algo por encima con una media de 1,60 euros el litro. Esta bonificación caducará el 1 de enero, pero el ejecutivo se plantea prorrogarla para algunos colectivos que especialmente perjudicados por la inflación general de precios en el sector del transporte.

Aunque con el precio actual los combustibles parecen más accesibles, en realidad no lo son si comparamos lo que costaba la gasolina y el diésel hace exactamente un año, cuando ni si quiera preveíamos la guerra de Ucrania. Entonces el litro de gasolina costaba alrededor de un 1,5% menos, mientras que el diésel es el gran perjudicado ya que ahora cuesta casi un 18% más. Esto, junto con las restricciones de emisiones ha hecho que el diésel caiga empicado en la compra de vehículos nuevos, aunque sigue siendo la opción notablemente mayoritaria en el mercado de segunda mano.

$!El precio de los carburantes encadenan semanas descendiendo

Con los precios actuales, llenar el depósito de 55 litros un coche de gasolina costaría de media algo menos de 85 euros, mientras que si hablamos de diésel la factura supera los 89 euros. Un precio que sigue siendo alto aunque sin duda no tan prohibitivo como hace algunos meses.