Nissan complica la inversión de Geely en Renault

Nissan pide restringir el acceso de Geely a tecnología clave relacionada con sus motores y vigilar cualquier acceso a futuras tecnologías.

Nissan podría complicar la entrada de Geely en la división de coches de combustión e híbridos de Renault, que escindirá la marca en dos negocios, uno exclusivamente para coches eléctricos y otro para el resto de vehículos. Como adelantó Neomotor, Geely y Aramco estaban interesados en adquirir el 60% de la segunda, quedándose un 40% el grupo chino y un 20% la compañía petrolera, dejando otro 40% para Renault. Sin embargo, Nissan -socio de Renault en la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi- estaría preocupada por el acceso del grupo chino a cierta información tecnológica que podría afectar a su competitividad.

Geely es uno de los grupos automovilísticos más grandes del mundo. Máximo accionista de Mercedes-Benz AG y dueño de Volvo Group, Lotus Group y London Electric Vehicle Company, el consorcio chino busca continuamente oportunidades para crecer globalmente, una vez asegurado su lugar en los mercados asiáticos. Su reciente interés en Europa y en mercados asiáticos más allá de las fronteras de China preocuparían a Nissan.

Proteger la información

Según han explicado fuentes de la compañía a la agencia Reuters, Nissan no quiere que Geely tenga acceso a información clave sobre sus motores de combustión y propulsores híbridos y ha pedido a Renault que, en el caso de que se asocie con el gigante chino para su división de coches de combustión, el acceso a esa información y tecnología esté protegida por contrato. Asimismo, la firma japonesa ha instado a la francesa a negociar previamente cualquier traspaso de tecnología a sus socios chinos.

$!Sede de Geely.

Según las últimas informaciones, Geely y Renault siguen negociando los términos de la inversión del grupo chino en su negocio de coches de combustión, negociaciones que arrancaron en Londres el mes pasado con la presencia del consejero delegado de Geely, Daniel Li.

Geely dificulta el acuerdo de Nissan y Renault por Ampère

Paralelamente a las negociaciones entre Geely y Renault, Nissan y la firma del rombo también están negociando una potencial inversión de la japonesa por Ampère -el nombre con el que se conoce la futura división de coches eléctricos de Renault-. Según lo anunciado, la firma de Yokohama estaría dispuesta a invertir entre 500 y 700 millones de euros para hacerse con, aproximadamente, el 15% de Ampère a cambio de que Renault venda gran parte de su participación en Nissan para equiparar su poder dentro de la Alianza.

$!Makoto Uchida, CEO de Nissan.

Según las mismas fuentes no identificadas, el asunto de Geely es el principal escollo para el acuerdo entre Nissan y Renault y el motivo por el cual todavía no hay un preacuerdo. La firma japonesa estaría muy preocupada por su tecnología y querría dejar el asunto bien atado. Asimismo, ha exigido que ningún tipo de tecnología transferida o desarrollada en Ampère trascienda y llegue a manos de Geely, que también está potenciando su negocio de coches eléctricos con marcas como Volvo o Polestar.

Geely ya trabaja con Renault en Corea

A principios de mayo, Geely se hizo con el 34,02% de Renault Korea, la división surcoreana de la firma francesa, por 196 millones de euros. Para Renault, esta maniobra supuso aliviar el peso de una unidad de negocio que no ha cumplido con las expectativas del grupo a nivel de ventas, mientras que para Geely suponía la entrada en Corea del Sur en un movimiento estratégico para acercarse a algunos de los fabricantes de baterías más importantes: LG Energy Solution, SK Innovation y Samsung SDI.

Desde entonces han desarrollado una estrategia para el país asiático que culminará en la llegada de un SUV de tamaño medio basado en la plataforma CMA de Volvo -Volvo XC40, Lynk & Co. 01- con un propulsor híbrido. De este vehículo se desconocen todavía todos los detalles relativos a su motor, más allá de la confirmación de su hibridación, prestaciones y diseño.